domingo, 11 de diciembre de 2011

Interstella 5555, anime japonés y house francés

A veces la casualidad se alía con el aburrimiento para conseguir vaciarte los bolsillos. Y pasa que entras en una tienda de discos, solo por curiosear, para matar el tiempo, y te encuentras con esto:


Y en ese momento sabes que esa voz interior que te decía "no entres ahí, que vas a salir con la cartera vacía" tenía razón. Como que son poco caros los discos en formato blu-ray... pero claro, estamos hablando de un clásico descatalogado hasta hace poco, que sale por fin en alta definición, y al que las copias que corren por la mula no terminan de hacerle justicia, y... en fin, que uno mas para la colección. Que le vamos a hacer, si naciste pa' martillo...

Pero bueno, vamos al tema. A lo mejor en algún programa de videoclips musicales habeis visto unos cortos de anime acompañando temas del duo francés de house Daft Punk. Bien, pues se trata de eso. Interstella 5555 (2003) es una colaboración entre la citada banda y el autor de anime y manga Leiji Matsumoto (creador, entre otras, de la serie Capitán Harlock). Es una obra dificil de catalogar. En un principio había pensado en definirla como opera-rock en dibujo animado, pero dado que los personajes no aparecen interpretando los temas (excepto un par de ellos) dudo que esta definición sea apropiada. Mas bien es un videoclip, solo que en vez de poner imágenes a un solo tema, se extiende por todo un album.


Portada del album Discovery (2001), cuyos temas conforman la banda sonora de la película.

El album al que la película sirve de videoclip es Discovery, puesto a la venta en 2001, segundo disco grabado en estudio de Daft Punk, y album importante en la carrera del duo, pues supuso un cambio de estilo respecto a su trayectoria hasta el momento. Podriamos decir que se trata de un disco "de culto", que en su momento no fue del todo bien aceptado por los seguidores del duo, pero que con el tiempo acabaría convirtiendose en un éxito de ventas y crítica.

En cuanto a la película en si, la elección de Matsumoto como supervisor de todo el proyecto se debe a la confesada admiración que Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter, los integrantes de Daft Punk, sentían durante su infancia por uno de los héroes creados por Matsumoto, el Capitán Harlock. La película muestra la estética clásica de Matsumoto, en la que personajes altos y estilizados se mezclan con otros mas bajitos y de rasgos caricaturescos. Cada corte del album pone el fondo musical a una parte de la historia, a modo de capítulos autoconclusivos, que mas tarde serían emitidos independientemente como videoclips (son esos clips musicales de Daft Punk a modo de cortos de anime de los que hablaba antes) pero que ensamblados uno tras otro narran una historia sin palabras.


A continuación se desvelan detalles de la trama

La historia comienza mostrándonos un planeta alienígena. En una ciudad del mismo sus habitantes, humanoides de piel azul, disfrutan del concierto de lo que intuimos como una banda rock de éxito. Pero la actuación es interrumpida por la irrupción violenta de unos enmascarados que gasean al público, y secuestran a los músicos.

Los protagonistas de la historia, con su aspecto alienígena original, y una vez disfrazados de terrícolas.

La cámara sigue a los secuestradores a bordo de su nave, donde los músicos son sometidos a un proceso de lavado de cerebro, y a continuación camuflados como humanos, mientras la nave de los secuestradores se dirige a la Tierra. Allí el villano que ha planeado la operación pretende lanzarlos como estrellas del rock, aunque tras esta primera apariencia hay una segunda intención, mas oscura. Pero los secuestradores han sido seguidos sin saberlo por una nave del planeta de los músicos, tripulada por un héroe espacial con la misión de rescatar a los prisioneros.



Fin de la zona de peligro de spoilers.


Una cosa que debemos tener en cuenta mientras la veamos es que esta no es película para pararse a analizar el argumento, sino para dejarse envolver por la mezcla única de música e imágenes. En ese sentido se parece bastante a La Odisea del Rock, de Hanna-Barbera, de la que también he hablado por aquí, con la importante diferencia de que aqui si hay un album de una banda concreta que sirve de respaldo musical a la propuesta, un album de renombre además. Una experiencia que hace que merezca la pena el gasto de la edición en alta definición, al menos para mi gusto.

Y bueno, no podíamos cerrar esto sin poner al menos un tema del disco en cuestión, ¿no? Venga, vamos con algo que a estas alturas ya es todo un clásico. Suban el volumen y disfrutenlo.


Daft Punk - One More Time

No hay comentarios:

Publicar un comentario